Identidad, objetos perdidos y encontrados

No fue hasta que cumplí los 40 (sí, lo leíste bien), que comencé a hacer amistades con mujeres latinas. Con esto me refiero a mujeres latinas que crecieron dentro de sus familias, idioma y cultura latinas. Mujeres latinas no adoptadas. 

¿Por qué? ¿Por qué me tomó tanto tiempo poder hacer conexiones con otras mujeres latinas? Porque desde el momento de mi adopción a la edad de dos meses y medio, mi identidad y entorno latinos fueron reemplazados por uno blanco y judío. Ahora, no hay nada de malo en tener una identidad judía blanca, si eres blanco y judío. Pero ¿y si no lo eres?

Crecí con tantas personas y cosas verdaderamente maravillosas a mi alrededor. Seguramente hubo tiempos difíciles, pero siempre hubo amor, amistad, familia, oportunidades educativas, vacaciones, calidez, comida, refugio, etc. Todos sentimientos y cosas que nadie puede ni debe dar por sentado. 

Sin embargo, todavía faltaba algo. No solo el producto de mi mami en Colombia, sino yo mismo. Mi identidad como la latina para la que nací, gracias a todo lo que había ocurrido en la vida de mis antepasados.

Es increíblemente difícil decir estas cosas, decir que me lastimé a pesar de que fui criado por personas que me amaban, que tenían las mejores intenciones, pero que querían que fuera, y a quienes erróneamente se les dijo que podía ser, el producto de sus antepasados y no los míos. 

Una vez más, todo vuelve a los puntos de vista dañinos y mayoritarios que han dominado el sistema de adopción desde finales de la década de 1950.
Decirles a los padres adoptivos que no necesitan ver el color, que deben asimilar completamente a su hijo adoptado transracialmente en su familia, junto con el cambio de nombre, nuevo idioma, nueva religión, nuevo entorno, es decirle a los padres adoptivos que no vean todo de su hijo adoptivo. Así es como se hizo en los primeros días de la adopción transracial internacional y, lamentablemente, gran parte de esto continúa hoy a pesar de que los expertos, los adoptados que han vivido este blanqueo, han comenzado a hablar sobre cómo el impacto ha sido dañino a pesar de la intención. siendo bueno.

No hablo para ser hiriente, sino que, con suerte, los tutores, los padres de crianza y los padres adoptivos de niños de una raza y etnia diferente a la de ellos pueden entender y aprender a hacer las cosas de una manera que ayude a criar individuos racialmente cómodos y competentes.

Me tomó décadas comenzar a romper mi blancura interiorizada. Y es un proceso continuo. Comenzó con la recuperación legal de mi apellido original, Forero, hace unos 20 años. Esto NO se hizo para negar o faltarle el respeto a mis padres (adoptivos). Absolutamente no. Fue hecho para respetarme a mí mismo. Reconocer que siempre he estado aquí, que siempre he sido colombiana, que siempre he sido parte de otra familia además de mi familia adoptiva, y que siempre he valido como fui y siempre he sido. 

Mi piel morena clara nunca ha sido blanca. Y eso está bien. 
Mis ojos castaños oscuros nunca han sido azules. Y eso está bien.
El español llenó mi cerebro desde el útero. Y eso está bien.
Mis antepasados no procedían de Europa del Este. Y eso está bien. 
Yo era racialmente incompetente. Y eso NO ESTÁ BIEN.
Todavía me sorprende cuando miro fotos de mí mismo y veo a una mujer indígena latina. Y esa sorpresa NO ESTÁ BIEN.

Reconocer las diferencias entre las personas no es problemático. Lo problemático es discriminar a las personas por diferencias visibles e invisibles. Lo problemático es fingir que no se ve a la gente por completo. Cuando ponemos nuestras anteojeras a los demás, también nos ponemos nuestras anteojeras a nosotros mismos. Cada niño, cada mujer, cada hombre tiene una historia que se lleva en sus genes. Nadie es menos que nadie. Todos merecen ser vistos. 

Hoy dedico No me estoy moviendo, de Des'ree a mis compañeros adoptados transraciales. Que todos caminen con dignidad y orgullo.

(Publicado originalmente en mi feed de Facebook durante NAAM2019)

"El tiempo es demasiado corto para vivir la vida de otra persona".

¿Qué hay en nuestro “mejor interés” como personas adoptadas por países internacionales?

Me parece interesante reflexionar sobre por qué el concepto El interés superior del niño en la adopción internacional se discute y se toman decisiones sin investigación sobre los resultados a largo plazo en la adopción internacional. Cuando digo a largo plazo, me refiero décadas mostrar cómo la adopción internacional nos impacta a lo largo de las distintas etapas de la vida. La mayor parte de la investigación existente se centra en un período breve desde la adolescencia hasta la edad adulta temprana, pero no mucho más allá de eso. Habiendo vivido mi vida ahora hasta la edad adulta media tardía, y reflexionando sobre los cambios por los que pasé como un adoptado más joven, llegando a un acuerdo con mi vida, mi identidad, dónde encajo, teniendo mis propios hijos, no hay duda en mi mente que la forma en que los adoptados ven la adopción y sus impactos cambia con el tiempo a medida que envejecemos y experimentamos la vida.

También hay poca información en foros profesionales sobre Mejor interés del niño de aquellos que son expertos en el viaje vivido - ¡adoptados internacionales! La adopción internacional ha estado ocurriendo como un fenómeno moderno durante más de 70 años si se consideran las oleadas de adoptados internacionales alemanes, griegos y luego coreanos y más allá. Sigue siendo una suposición expresada en las convenciones y leyes internacionales de adopción, que está en nuestro mejor interés ubicarnos con extraños - racial, cultural, espiritual, emocional y biológicamente, pero aún no existe evidencia longitudinal que confirme que la adopción internacional ES una solución positiva para los propios niños, ni aportes de aquellos que la viven a través de un amplio espectro de experiencias.

En el reciente Simposio sobre adopción internacional del Departamento de Estado de EE. UU., Una de las 5 cuestiones que planteé para su consideración como mejora para la política discusión, fue el Mejor interés del niño concepto para ser discutido desde la perspectiva de quienes lo viven. JaeRan Kim también escribió recientemente un fantástico artículo planteando la pregunta pertinente de por qué los adoptados internacionales adultos estadounidenses hasta el mes pasado no habían sido contactados de manera proactiva para asistir a foros de discusión de políticas. Supongo que tal vez sea inconveniente escuchar nuestras verdades. ¡Podría significar que la industria necesita escuchar y cambiar!

Entonces, dado que rara vez nos invitan a las mesas para discutir este importante concepto, decidí presentarles lo que algunos adoptados internacionales de pensamiento crítico y de edad madura creen que es nuestros mejores intereses. Escuche usted mismo lo que quienes lo viven consideran que es lo mejor para nosotros. Espero que esto le ayude a pensar más profundamente sobre la adopción internacional como industria: cómo se lleva a cabo y los cambios necesarios para incluir nuestras perspectivas vividas.

La pregunta: ¿Qué cree que DEBE significar “En el mejor interés del niño” en contextos de adopción internacional ... en el contexto de su propia adopción? Si pudieras hablar en nombre de tu yo “niño” cuando se toma la decisión de adoptar en otros países, ¿qué habrías querido decir? ¿Qué era lo mejor para usted, con el beneficio de la retrospectiva?

Respuestas compartidas, en orden de permisos otorgados:

“Si mi hermana / prima tuviera un bebé y no se tuviera en cuenta la participación de la familia en la crianza del niño, me irritaría muchísimo. Al estar conectado con la familia, sería mucho más adecuado para criar al niño. No hay manera en el infierno, el bebé nos pasaría a todos los que honramos la presencia de su madre y lo guiaríamos con las mejores intenciones reales del bebé y de la madre. La conexión de parentesco es VITAL ". (Anónimo, adoptado indio)

“El mejor interés no es ser forzado a salir de nuestras familias y países simplemente para ser atendidos”. (Georgiana-A. Macavei, adoptada rumana)

"No me quiten mi ciudadanía original o mi derecho a vivir y aprender sobre mi cultura mientras estoy en mi país de nacimiento". (Linzi Ibrahim, adoptada de Sri Lanka)

"Para mí," en el mejor interés del niño "es el bienestar en acción, donde los adultos determinan qué es lo mejor, en términos de salud, vivienda, estabilidad familiar, cuidados, estabilidad económica, etc. Así que yo, como huérfano a través de la adopción, obtuve esta. O dicho de otra manera, ganar un grado de privilegio blanco. Bajo la UNCRC (Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño) lo ideal es la continuidad de la cultura, la conexión familiar, la estabilidad, la salud, etc. Pero el “derecho del niño” es diferente del “interés superior del niño”.

El mejor interés también es el mejor interés del padre adoptivo (AP). Es decir, el AP al cuidar a un adoptado / huérfano abandonado está proporcionando el mejor interés del niño y de ellos mismos como pareja convirtiéndose en una unidad familiar. Un niño llevado del empobrecimiento / institucionalización del tercer mundo a un hogar amante del primer mundo, es decir, la separación familiar dentro de la narrativa incrustada de la adopción está en "el mejor interés del niño", ya que se ajusta al objetivo de la familia occidental moderna. Por lo tanto, a su vez, los adoptados deben estar agradecidos.

El "interés superior del niño" es también un concepto de infancia del cambio de siglo. A medida que el Occidente industrializado pasó del trabajo colonial y el cuidado del niño a través de niñeras / o familias que tenían muchos niños, a los conceptos posteriores a la Segunda Guerra Mundial de juego, desarrollo y educación / cuidado de niños. Con mujeres blancas como impulsoras dentro del establecimiento colonial determinando lo que está en el "mejor interés del niño" (generación robada, escuelas residenciales, adopción, hogares de tutela, a lo que ahora llamamos cuidado de crianza y arreglos de cuidado permanente) ideas. Por lo tanto, la adopción debe verse como una progresión social natural que beneficia al niño, es decir, la adopción en el mejor interés del niño.

Mi principal preocupación es que el interés superior del niño está limitado por la palabra "niño". La adopción de niños y el acto de adopción a través de agencias de infancia / departamentos gubernamentales de la iglesia y la familia no se trata de los derechos de los niños, especialmente cuando se convierte en un adolescente / adulto. Cuando los conceptos de pertenencia, comunidad y diferencia comienzan a jugar en la psicología del individuo. Que un niño sea libre y amado en un hogar nuclear y pueda ser un niño en adopción está bien intencionado, pero el niño no tiene agencia como individuo, de ahí las discusiones sobre identidad y "quién es mi familia antes de venir aquí". ? "

Pero el interés superior del niño descuida y descarta el derecho de una persona a conocer a sus padres biológicos y a tener una conexión continua con la cultura y el idioma.

La adopción en el impulso del "interés superior del niño" en realidad actúa para romper "los derechos del niño". " (Dominic Golding, adoptado vietnamita)

“Creo que en el contexto de mi propia adopción, no me convenía en absoluto cortar los lazos con mis raíces e identidad y perder mi país, mi cultura, mi madre y mi familia. El interés superior del niño para mí significaría encontrar formas que permitan a una madre quedarse con su hijo y, si no es posible, con la familia extendida, los amigos o un hogar infantil seguro en su país de origen ". (Sagarika Abeysinghe, adoptada de Sri Lanka)

“Después de mi experiencia reciente (síntomas de estrés postraumático y conmoción), creo que el mejor interés del niño en la adopción debe evitarse por todos los medios. En mi opinión, sería mejor apoyar a la familia biológica y ver cuáles son las verdaderas causas de la adopción (de la familia biológica y la familia adoptiva). Creo que mientras se permita la adopción, la trata de niños también existirá y tendrá enormes consecuencias para el niño ”. (Lidya Booster, adoptada de Indonesia / China)

“Mi mayor interés es saber que mi familia y amigos están bien. No necesito venir a un país donde soy yo quien tiene que adaptarme a todos los que me rodean. He experimentado la pérdida tanto de mi familia como de mi país. ¿Por qué despojarme de mi lenguaje y mis recuerdos? Para mi mejor interés, necesitaría poder sentir que no me castigan por estar sin padres. Necesito poder amar y extrañar a mi mamá. Necesito poder tener una conexión con mi país que no esté blanqueada ". (Angelica Bråten, adoptada colombiana)

“¿Es esta realmente la última opción? ¿Que voy a crecer tan lejos de mi propia cultura? No sé la respuesta sobre qué era lo mejor, pero no creo en la parte 'en el mejor interés del niño' cuando se trataba de ganar dinero ”. (Dilani Butink, adoptada de Sri Lanka)

“Tráeme a mí ya mis hermanos con mi madre. No soy huérfano. Me robaron !! ¡Y encierra a estas personas que ganan dinero vendiéndome a un pedófilo! ¡Esto habría sido lo mejor para mí! Ser alejado de mi familia fue el primer crimen. Todos los niños que han sido puestos en adopción sin el consentimiento de las familias no deberían haber tenido lugar. Este es el caso de un grupo muy grande ”. (Maria Quevedo, adoptada colombiana)

“El mejor interés debe significar preservar la cultura de nacimiento del niño. Negar el idioma, el nombre, la herencia ancestral, etc., niega un enorme componente espiritual y de conexión en la vida de uno. En la difícil situación de los pueblos indígenas nativos para reclamar justicia y una comprensión de los impactos en tantos niveles, esto también nos ha sucedido a muchos de nosotros los adoptados internacionales ”. (Kelly Foston, adoptada de Corea del Sur)

"El niño necesita estar inmerso y expuesto a su cultura de nacimiento desde el principio para que cuando llegue a la edad adulta joven (20), pueda decidir por sí mismo si quiere participar o no". (Marc Conrad, adoptado boliviano)

“El interés superior del niño no puede comenzar con adultos que buscan un niño porque creen que es su derecho innato criar a un niño. Una vez que los adultos buscan un niño para criar, el interés superior del niño ya está comprometido. El interés superior de un niño está indisolublemente ligado al lugar genético de ese niño en su familia. Aunque es cierto que algunos padres o incluso familias no pueden criar a sus hijos por varias razones, me resulta casi imposible creer que absolutamente nadie dentro de la comunidad cultural / racial / étnica / local de ese niño pueda ayudar a criar a ese niño. Si este es el caso, tal vez debamos mirar a la sociedad que no valora la preservación y la crianza de sus hijos.

También me resulta imposible creer que se pueda proteger el interés superior de un niño borrando la identidad de un niño y separándolo a propósito y permanentemente de su ascendencia. El interés superior de ningún niño puede preservarse éticamente cuando el dinero se intercambia de manos por ese niño, cuando documentos fundamentales como los certificados de nacimiento originales o se falsifican o de alguna manera se retienen de ese niño. Aunque puede doler y ser difícil de aceptar, la verdad apropiada para la edad siempre es lo mejor para el niño. Las mentiras y las falsificaciones nunca lo son ". (Abby Forero Hilty, adoptada colombiana)

"Nunca podría o estaría" en el mejor interés del niño "cuando lo aleja de la cultura en la que nació o de la familia que puede perder". (Kim Yang Ai, adoptada de Corea del Sur)

“¿Por qué crees que es lo mejor para adoptar a una niña fuera de su país a otra con un idioma, cultura, etc. completamente diferente? No conviene falsificar documentos para hacer que el niño sea más atractivo para la nueva familia adoptiva ... táctica de marketing ". (Ashley Thomas, adoptada colombiana)

“Mi primer pensamiento sería si la familia inmediata / extendida está disponible, entonces quizás eso sería lo mejor para el niño. Si está en un orfanato, ¿hay alguna familia en el mejor interés o una institución? Considero que la edad es un factor (por ejemplo, cuanto mayor es el niño, mejor capacidad para tomar sus propias decisiones, etc.) " (Farnad Darnell, adoptado iraní)

“Nunca es lo mejor para un niño sacarlo de su país de origen, dejarlo en otro diferente y luego asignarle como adultos la tarea de intentar demostrar por qué“ merecen ”quedarse, es decir, yo no tengo ciudadanía debido a cómo se hizo mi adopción. Más allá de la disfunción y el abuso que sufrí cuando era niño, y con los que me enfrento como adulto, sin otra razón que ser adoptado en abuso, también agregar el conocimiento de que mi gobierno adoptivo me considera un inconveniente del que les gustaría deshacerse, añade un insulto literal a la herida real ". (C, adoptado canadiense)

“Si la suposición es que se llevará a cabo una adopción internacional, entonces“ en el mejor interés del niño ”significa para mí que la colocación implicaría educar a fondo a las posibles familias adoptivas sobre las mejores prácticas basadas en evidencia con mucho apoyo a largo plazo. Se interrogaría a las posibles familias sobre su relación actual con personas de la raza y la cultura de las que están adoptando, y se les ayudaría a ver las áreas en las que tienen prejuicios. Las posibles familias también serían interrogadas sobre sus expectativas al criar a un niño, y cómo se las arreglarían si ese niño no cumpliera con sus expectativas. Siendo un adoptado y en el proceso de adopción, creo que debería haber menos énfasis en los ingresos y tarifas, y más énfasis en las habilidades de los padres y la comprensión cultural. Por supuesto, garantizar la ciudadanía y tal vez incluso la doble ciudadanía, si lo desea el adoptado, debería ser un hecho ". (Anónimo, adoptado de Corea del Sur)

Por supuesto, este post no se atreve a presumir de hablar por todos los adoptados internacionales en todas las etapas de la vida ni puntos de vista, sino que es una recopilación de respuestas de quienes participaron en las discusiones del ICAV como un medio para iniciar la conversación y estimular el pensamiento.

¿Cuáles son sus pensamientos después de leer esta colección de respuestas de adoptados internacionales? Agradecemos sus comentarios a continuación.

Por qué no voy a volver: la perspectiva de un adoptado internacional

Por Anónimo.

Al crecer en una blancura casi total en el Medio Oeste de Estados Unidos en las décadas de 1960 y 1970, como miembro de la primera gran ola de adoptados transraciales entre países, experimenté una marginación y ostracismo constantes debido a mi raza y, para decirlo más sin rodeos, debido a la raza yo no era blanco. Constantemente preguntaba de dónde era —no, REALMENTE, ¿de dónde era REEEEAAAAALLLY ????? - Puedo decir que la sociedad a mi alrededor dejó muy claro que yo era un forastero, un extranjero, un extraño, un extraterrestre. A menudo me preguntaban de dónde era y a veces preguntaba cuándo iba a volver a de donde yo era. Y muy de vez en cuando, sí, estaba le dijo que volviera a de donde yo era. Todo esto fue profundamente hiriente y hiriente, por supuesto, pero en gran medida internalicé una gran cantidad de racismo y xenofobia en mí mismo, y terminé con un complejo gigantesco sobre mi apariencia física, que me tomó más de cuatro décadas curarme a mí mismo. de ... y todavía estoy trabajando en eso.

De hecho, un elemento importante en mi participación en grupos en Facebook sobre la adopción transracial, así como en la participación en persona en conferencias sobre la adopción transracial, ha sido un profundo sentido de misión en torno a no solo apoyar a mis compañeros adultos transraciales e internacionales adoptados a navegar por la sociedad. , incluido el racismo y la xenofobia, pero también en torno a tratar de ayudar a los padres adoptivos transraciales blancos a preparar a sus hijos adoptivos de color para navegar por el mundo que nos rodea. Siento una intensa identificación con los más pequeños adoptados, que en algunos casos, incluso ahora en 2019, están experimentando lo que experimenté cuando era un niño pequeño en Milwaukee, Wisconsin, en la década de 1960; y honestamente, con todos los recursos disponibles para los padres adoptivos transraciales blancos ahora, en la segunda década del 21S tsiglo, ¿hay alguna razón para que el más pequeño adoptado transracial deba experimentar lo que yo y otros adoptados transraciales en las primeras oleadas experimentamos hace varias décadas?

Mientras tanto, han sucedido muchas cosas en Estados Unidos y en otros lugares en las últimas dos décadas. Por un lado, suficientes estadounidenses blancos estaban dispuestos a darle una oportunidad a un hombre negro / birracial, que elegimos a nuestro primer presidente de color, en noviembre de 2008. Todavía recuerdo la emoción de la noche de las elecciones el 4 de noviembre de 2008, cuando el entonces senador Barack Obama apareció en el escenario del Grant Park en Chicago (la ciudad de la que me enorgullece decir que es mi hogar) con su hermosa y consumada esposa Michelle Obama, y sus adorables hijos, Malia y Sasha Obama, y fueron recibidos por los Los aplausos más estruendosos que creo haber escuchado jamás, de parte de cientos de miles de personas allí reunidas, vitoreando, gritando de alegría, llorando, muchos en atónita incredulidad de que nuestro país pudiera tener la mente y el corazón para romper esa barrera. Y yo, al igual que millones de estadounidenses, esperaba en ese momento que al menos algunas personas que no habían votado por Barack Obama realmente le desearan lo mejor y estuvieran dispuestas a darle la oportunidad de guiarnos a todos, a todos los estadounidenses, y a utilizar su posición como presidente de nuestro país para ayudar también a liderar en el mundo.

Al mismo tiempo, muchos estadounidenses de color y yo sabíamos que había muchos que odiaban al presidente electo Obama simplemente por su raza (aunque tenía dos, otra complejidad de su identidad), y que algunas de esas personas harían todo lo posible. podrían socavarlo simplemente por su raza, incluso al margen de cualquier problema ideológico involucrado. Las personas de color sabíamos que habría una reacción violenta; pero el tamaño y la resistencia de esa reacción ha conmocionado incluso a muchos de nosotros. Y, sorprendentemente, 62,9 millones de votantes estadounidenses, o el 46 por ciento del electorado, votaron por Donald Trump, un hombre sin absolutamente ninguna experiencia política o en políticas públicas, y cuya campaña entera se había basado en el racismo y la xenofobia; y debido a nuestro extraño (y, para los no estadounidenses, esencialmente inexplicable) sistema de colegio electoral, Trump ganó la presidencia, a pesar de que 65,8 millones de votantes, del 48 por ciento, habían votado por la exsecretaria de Estado, la exsenadora y la exprimera dama. Hillary Clinton. En cualquier caso, en base a cómo funciona nuestro extraño sistema de Colegio Electoral, Trump asumió la presidencia en enero de 2017, y desde literalmente los primeros momentos de su presidencia, enmarcó todo en términos apocalípticos, hablando de una “carnicería estadounidense” que solo él pudo detener. e intensificando mes tras mes su retórica racista.

Y luego, este mes, Trump intensificó su retórica llena de odio contra cuatro representantes estadounidenses en el primer mandato: Ilhan Omar de Minnesota, Rashida Tlaib de Michigan, Ayanna Pressley de Massachusetts y Alexandria Ocasio-Cortez de Nueva York, lanzando insultos y acusaciones. contra ellos, tachándolos de "antiamericanos" y acumulando mentiras sobre mentiras, en un esfuerzo por solidificar su popularidad entre sus principales partidarios, mientras la campaña presidencial estadounidense (que, surrealmente, dura dos años completos aquí) se puso en marcha . Y luego, el 14 de julio, Trump tuiteó que esas cuatro congresistas deberían "volver a ... los lugares a los que vinieron", a pesar de que tres de las cuatro nacieron en Estados Unidos.

Luego, después de una condena masiva de sus comentarios, Trump dijo el 17 de julio en un mitin de campaña en Carolina del Norte, de las cuatro congresistas: “Nunca tienen nada bueno que decir. Por eso digo: 'Oye, si no te gusta, déjalos que se vayan, déjalos que se vayan'. … Creo que en algunos casos odian nuestro país ”. Luego llamó a la representante Omar específicamente, una vez más alegando falsamente que ella había elogiado al grupo terrorista al-Qaeda (un cargo completamente desacreditado en numerosas ocasiones en el pasado), y afirmando que la congresista Omar "mira con desprecio" a los estadounidenses; y la multitud reaccionó cantando: "Envíala de vuelta, envíala de vuelta". Trump no hizo nada para detener los cánticos y, después de distanciarse débilmente de ellos en los días siguientes, ahora parece estar apoyándolos.

Para aquellos de nosotros que somos inmigrantes de color, e incluso para muchas personas de color que no son inmigrantes, crecimos escuchando las burlas de “regresa a donde eres”. Son dolorosos y devastadores. Padma Lakshmi, Artista Embajadora de la ACLU por los Derechos de las Mujeres e Inmigrantes, escribiendo en El Washington Postel 19 de julio, habló por muchos de nosotros cuando escribió que, “Esas palabras, esas palabras hirientes, xenófobas y tituladas que he escuchado durante toda mi infancia, me apuñalaron en el corazón. Se hicieron eco del sentimiento inquebrantable que sienten la mayoría de los inmigrantes marrones. Independientemente de lo que hagamos, independientemente de cuánto asimilemos y contribuyamos, nunca seremos lo suficientemente estadounidenses porque nuestros nombres suenan graciosos, nuestra piel no es blanca o nuestras abuelas viven en un país diferente ".

Y para aquellos de nosotros que somos transraciales, adoptados internacionales, que crecemos en la blancura y, a menudo, estamos rodeados de racistas y racismo, el dolor puede ser muy profundo. Kurt Bardella, que como yo es un adulto coreano adoptado, el 17 de julio, escribió en nbcnews.com, el sitio web de noticias en línea de la cadena de televisión estadounidense NBC News, sobre su reacción a las burlas de Trump de "retroceder", en un artículo de opinión titulado "" Regresar "es la forma en que los racistas intentan negar mi condición de estadounidense. Pero nunca me iré ". Entre otras cosas, Bardella escribió elocuentemente que, “Como tantas personas marginadas en Estados Unidos, cuando decimos lo que pensamos en la esfera política, cuando desafiamos la normalidad del status quo blanco, somos atacados como menos que completamente estadounidenses. Les garantizo que cada persona de color que escribe una columna o aparece en las noticias por cable para debatir los problemas nacionales del día (particularmente desde una perspectiva crítica del actual presidente) recibe un aluvión de tweets, mensajes directos de Facebook y correos electrónicos de blancos. Los estadounidenses les dicen que efectivamente 'regresen a casa'. Estos recordatorios en los que otros perciben el color de nuestra piel como una razón para rechazar nuestra americanidad, es una realidad constante que ha sido parte de nuestras vidas desde que tenemos memoria ”.

Además, Bardella escribió: “Por supuesto, el uso de Donald Trump como arma del racismo existente no es nuevo; ha sido su herramienta preferida desde que amplió su presencia en la escena política al cuestionar la legitimidad del primer presidente negro. Como presidente, ha elogiado a los nacionalistas blancos en Charlottesville, indultado a un alguacil racista en Arizona, etiquetado a Haití y a las naciones africanas como "países de mierda", atacó a jugadores de la NFL por protestar contra el Himno Nacional y presidió una administración que encerró y torturó a niños centroamericanos y sus familias en la frontera sur mientras se burlaban de ellos como potenciales miembros de pandillas ". Esencialmente, Trump ha ocupado todo su tiempo en la Oficina Oval hasta ahora, dos años y medio, con ataques racistas, xenófobos y menosprecio, literalmente, casi todas las semanas.

Lo que han escrito Bardella y Lakshmi dice de forma más articulada de lo que yo podría, cómo yo también veo las cosas. De manera aterradora, parece seguro que Trump basará toda su campaña de reelección de 2020 en el racismo abierto, la supremacía blanca y la xenofobia, con la esperanza de capturar más del voto blanco que en 2016, incluso en medio de cambios demográficos que convertirán a Estados Unidos en un país de “mayoría-minoría” para 2045, según el censo de Estados Unidos. Y en realidad, de eso se trata todo esto. El miedo y la aprensión de algunas personas blancas en los Estados Unidos ahora es palpable: en las grandes ciudades y pueblos pequeños de todo el país, la presencia de personas de color, incluidos inmigrantes de color muy identificables, es inconfundible. Y los partidarios de la base principal de Trump están aterrorizados y enfurecidos.

Lamentablemente, una gran cantidad de padres adoptivos transraciales blancos en Estados Unidos se niegan a aceptar que la explosión en la agresión racial abierta de las personas de color tenga algo que ver con sus hijos adoptivos de color. Instalados en burbujas de blancura (a menudo de derecha), y con pocos o ningún amigo adulto de color, muchos padres adoptivos transraciales blancos en los EE. UU. Están convencidos de que sus hijos serán tratados como "especiales" y, además, que Trump y sus seguidores principales solo desean lo mejor para sus hijos.

Tuve una participación muy reciente en ese tema esta misma semana, cuando un hilo en un grupo centrado en la adopción transracial del que no modero pero del que era miembro, explotó porque una amiga mía, una madre adoptiva transracial a quien me agrada mucho. mucho, publicó el artículo de opinión de Kurt Bardella en el grupo. Facebook me lo notificó, y le agradecí a mi amiga por publicarlo, y le dije que apreciaba mucho que ella levantara las voces de los adoptados transraciales e internacionales en este momento difícil. Pero una madre blanca racista que apoya plenamente a Trump nos aseguró que Trump nunca podría ser racista, y que nada de lo que diga o haga podría ser racista, y las cosas explotaron a partir de ahí. Junto con una gran cantidad de miembros de ideas afines, yo (uno de los dos únicos adoptados transraciales adultos que participaron en ese hilo de discusión) y los otros que protestaban por el racismo y la supremacía blanca, fuimos rápidamente eliminados por el moderador del grupo, mientras que la madre adoptiva racista fue retenido. También me dijeron que me quitaron no solo por discutir sobre política, sino también por, una sola vez, usar la palabra f en una frase en uno de mis comentarios en el hilo de discusión.

En otras palabras, usar lenguaje soez, incluso una vez, y en el contexto de la protesta, es mucho más ofensivo que el racismo y la supremacía blanca. No solo eso, al retener al miembro racista / supremacista blanco del grupo y expulsar a todos los que estábamos protestando contra el racismo y la supremacía blanca, el moderador de ese grupo, que es a lo que muchos de nosotros en el mundo de la adopción transracial nos referimos como " El grupo de arcoíris y unicornios, un grupo centrado solo en los aspectos dulces y agradables de la adopción transracial, y que rechaza cualquier discusión sobre la raza o cualquier otra cosa compleja o desafiante, demostró nuestro punto. Si la cortesía impuesta en torno a las normas socioculturales de la mujer blanca estadounidense de clase media es mucho más importante que desafiar el racismo, entonces claramente, no es posible una discusión auténtica y significativa del racismo en un grupo así.

Lo que Donald Trump está haciendo en este momento, absolutamente armando los principios de la supremacía blanca y apostando por los profundos resentimientos raciales y socioculturales de los racistas blancos, no solo es profundamente moralmente aborrecible, sino que asusta a los estadounidenses de color, tanto inmigrantes como no inmigrantes. de color. Ahora se nos señala como objetivos obvios de la agresión racial y posiblemente incluso de la violencia.

La conclusión es la siguiente: Estados Unidos ha llegado a un momento de profunda crisis y de emergencia moral. Ya es imposible permanecer en silencio. Eso es lo que sucedió en la Alemania nazi en 1934-1937, cuando los "buenos alemanes" expresaron su apoyo abierto a Adolf Hitler y sus tropas de asalto, o permanecieron dóciles en silencio. Todos sabemos lo que pasó después.

Así que aquí es donde estoy: esto ya no se trata de política; se trata de la seguridad y el bienestar de todos los estadounidenses de color. Y no me quedaré callado. Pero me comprometeré con aquellos que quieran comprender y que estén dispuestos a ser auténticos aliados. Y trabajaré. Y esperaré.

Y no, no "volveré".

La importancia de los espejos raciales

Publicación de invitado compartida de forma anónima por uno de los miembros de ICAV y publicada originalmente en el Perspectivas de adopción transracial grupo que está configurado para promover una mayor comprensión de la adopción transracial para los padres adoptivos y futuros. Un excelente recurso y uno de los espacios más seguros que se gestionan en Facebook, para la tríada.

Una vez más ayer por la noche, me encontré en un espacio social casi completamente blanco (las únicas personas de color eran yo y una mujer negra / birracial). Estuve allí por una muy buena razón, y no me arrepiento de nada, y todo salió perfectamente bien.

Pero cada vez que entro en un espacio social totalmente blanco o casi totalmente blanco ahora, me recuerda las dos experiencias vividas en mi infancia, incluida la intimidad.conjunto sentido de aislamiento social y de diferencia que experimenté, y de por qué elegí empujarme hacia la diversidad y representación racial tan pronto como pude, como un adulto joven, y por qué ahora he estado viviendo en una diversidad y representación racial vibrante en una ciudad importante durante la mayor parte de mi edad adulta. Crecer en una blancura casi total fue devastador para mí, y me tomó muchos años "pelar las capas de la cebolla" y encontrarme como una persona de color, para "ubicarme" como un POC, por así decirlo, y centrarme en un entorno que me funcionó.

Tenía padres profundamente cariñosos, pero, sinceramente, nadie sabía nada durante esa primera ola de adopción transracial e internacional a fines de la década de 1950 y la de 1960, y había absolutamente CERO recursos para los padres adoptivos en ese entonces, CERO, y para aquellos de nosotros en esa primera ola, sufrió como resultado. Mis padres hicieron un trabajo increíble con cero recursos, pero aun así, hubo consecuencias negativas.

Así que mi deseo para los más pequeños adoptados transraciales e internacionales es que no tengan que pasar varias décadas de sus vidas encontrando su lugar social en el mundo, que encuentren sus identidades, voces y espacios sociales, como personas de color, décadas antes que yo. hizo, que crecen para ser adultos jóvenes de color seguros de sí mismos. De hecho, un elemento importante en mi sentido de misión al cofundar el grupo Perspectivas de adopción transracial, fue influir en los padres adoptivos blancos de la segunda década del siglo XXI para conocer y reconocer algunas verdades fundamentales sobre las experiencias vividas de los adoptados transraciales, con el fin de ayudar a los más pequeños adoptados, que ahora son sus hijos.

Mi viaje hacia la plenitud, la integración y la confianza en mí mismo como persona de color me ha llevado literalmente varias décadas. Mi más profundo deseo para los más pequeños de los adoptados es que no tengan que luchar durante varias décadas para llegar a su equivalente del lugar donde estoy ahora, porque tomar varias décadas es un viaje demasiado largo, honestamente.

Espero que los padres adoptivos de todo el mundo puedan escuchar esto y puedan hacer lo que sea necesario para apoyar a sus hijos en sus viajes. Eso sería algo asombroso, de verdad.

En cualquier caso, gracias por leer y considerar esto.

Las conexiones crecientes entre adoptados y no adoptados

Mi vida adoptiva fue una montaña de terreno duro y aislado. Ahora que soy adulta, sé la importancia de estar conectado a recursos, información y perspectivas diversas. También sé que se necesita acción y conciencia sobre este tema con el que todos estamos conectados, ya que los grados de separación con la adopción continúan acercándose tanto a los adoptados como a los no adoptados.

La semana pasada, comencé tímidamente a hacer amigos en Facebook con los adoptados, en medio del estrés habitual que me consume en esta escuela en la Reserva Navajo. Observé las publicaciones y fotos de todos y descubrí que todos somos tan individualistas y únicos. Sin embargo, en muchos sentidos, somos como todos los demás. Publicar fotos de gatos, comida y puestas de sol. La mayoría de las veces, ni siquiera puedo decir cuál es un adoptado o no.

Pensé mucho durante los traslados de 50 minutos desde y hacia el trabajo esta semana. Primero, me pregunté sobre la categorización de las personas como "adoptados". En el contexto de los derechos humanos, sentí que era importante hacer esfuerzos para definir qué es lo que identifica a las personas y las comunidades. Especialmente si la gente cae en las regiones del ser en riesgo, vulnerable, o marginado. Más tarde, volví a casa y encontré algunas investigaciones para descubrir: que los adoptados pertenecen a estas regiones.

Durante más viajes en lanzadera, pensé más en esto. Me di cuenta de que la categorización también da cara a conceptos que son difíciles de percibir para quienes no han experimentado este tipo de situaciones. desplazamiento y asimilación.

Por mi propia vida, sé cómo estos eventos alteran la vida y la psicología humanas. Y dado que esta categorización incluye una población masiva de personas marginadas y subrepresentadas, siento que los adoptados, nuestras experiencias, deben ser nombradas, identificadas y, con suerte, igualadas en la sociedad algún día.

Después de hacerme amigo de un centenar de adoptados en Facebook, también supe que los adoptados abarcan casi todos los grupos demográficos y comunidades existentes, y que también viven en todas las regiones geográficas del mundo.

Investigaciones posteriores mostraron un creciente cantidad de adoptados en el mundo, eso respalda cómo se están acercando los grados de separación entre adoptados y no adoptados. Y solo a nivel personal, esto puede suceder al hacer más amigos adoptados en las redes sociales o conocer más compañeros en mi vida cotidiana que están asociados con la adopción.

Hacia el final de la semana aprendí que, con o sin nuestro conocimiento, este tema nos conecta a todos de manera casi invisible.

Además, los adoptados están vinculados por otros problemas y situaciones globales. Como cuestiones socioeconómicas y crisis de refugiados en el mundo aumenta, las situaciones de adopción también aumentan. Entonces, en general, a partir de mi conocimiento y la búsqueda de investigaciones en línea que he vinculado y referenciado aquí, creo que creo que es hora de comenzar a traer estos temas difíciles a la mesa para comenzar a buscar soluciones.

Para mí, la concienciación puede traer luz a ese terreno difícil que ha capeado el camino de mi vida desde que nací. Esta acción me permite imaginar formas de conectarnos un poco más entre nosotros también. Trabajando como bibliotecaria en la Reserva Navajo y siendo escritora, he descubierto que hacer conexiones evita que todos estemos aislados en una categoría u otra. Las conexiones también pueden brindar soporte donde más se necesita.

Referencias

Friedlander, Myrna. (2003). Adopción: incomprendido, mitificado, marginado. Psicólogo Consejero - COUNS PSYCHOL. 31. 745-752. 10.1177 / 0011000003258389.

Harf, Aurélie y col. "Identidad cultural y niños adoptados internacionalmente: enfoque cualitativo de las representaciones de los padres". Ed. Ye Wu. Más uno 10.3 (2015): e0119635. PMC. Web. 1 de diciembre de 2017.

"Observador de derechos humanos." Observador de derechos humanos, http://www.hrw.org/.

Keyes, Margaret A. y col. "Riesgo de intento de suicidio en descendientes adoptados y no adoptados". Pediatría 132.4 (2013): 639–646. PMC. Web. 1 de diciembre de 2017.

"Buscando a los adoptados internacionales vulnerables". El Instituto de Adopción Donaldson, http://www.buildingstrongfamiliesny.org/news/looking-out-for-vulnerable-international-adoptees/.

Silverstein, Jake. "Los desplazados: Introducción". Los New York Times, The New York Times, 5 de noviembre de 2015, http://www.nytimes.com/2015/11/08/magazine/the-displaced-introduction.html.

Wulczyn, Fred H. y Kristin Brunner Hislop. "Crecimiento de la población adoptada". Subsecretario de Planificación y Evaluación, 2002, doi: 10.3897 / bdj.4.e7720.figure2f.

Español
%%footer%%