La deshumanización de un adoptado

por Kayla Zheng adoptado de China a los EE. UU.

Me atrevería a decir que la gran mayoría de las adopciones, si no todas, son un acto egoísta de quienes quieren o ya han adoptado. El resultado de la adopción deja al adoptado en un estado perpetuo de deshumanización. Si miramos la palabra deshumanización definida por el Diccionario Oxford, significa "El proceso de privar a una persona o grupo de cualidades humanas positivas". Para el público y las personas que no están bien versados en la adopción, el complejo industrial de la adopción y sus prácticas, esto puede ser bastante confuso y la representación de la adopción y los adoptados ha sido, en su mayor parte, un giro de la trama sensacional glamoroso o una forma de desarrollo de personaje. Sin embargo, aquí radica una de las muchas formas en que los adoptados, tanto en la pantalla como fuera de ella, son deshumanizados y retratados como desprovistos de cualquier pensamiento o experiencia crítica. 

La adopción, como se describe en las redes sociales y las películas, muestra constantemente a los padres adoptivos (que a menudo son blancos) como parejas filantrópicas desinteresadas cuyas únicas intenciones son adorar y derramar amor en un niño pobre (que a menudo es BIPOC), siempre impulsando la narrativa de los blancos. salvadores. La bondad constante e inherente y la naturaleza altruista de la blancura por defecto cambia tanto el poder como la dinámica racial a favor de la blancura y el dependiente, que necesita ser salvado, está indefenso sin la blancura todopoderosa y consciente otorgada al niño de color. Cuando estos patrones de adopción se vuelven representativos y se ponen a disposición de la sociedad, se deshumaniza al adoptado para que sea simplemente un títere sin atributos positivos inherentes por sí mismos. Cualquier potencial está ligado y asociado a las personas que lo adoptaron, dejando al adoptado como un caparazón hueco que se usa para reducir el foco de atención de los padres adoptivos. A través del cine y la televisión, la adopción es el despojo de un adoptado (nuevamente, predominantemente BIPOC), la iluminación de los padres adoptivos (y, nuevamente, predominantemente blancos), ¿cómo puede la sociedad posiblemente vernos como humanos cuando vivimos en las sombras de esos? quien nos adoptó ¿Cómo podemos ser vistos con un potencial inherente, con los éxitos de nuestros antepasados corriendo por nuestra sangre y los sueños que reflejan nuestro ser más verdadero cuando constantemente se nos muestra que no somos nada sin adopción? ¿Que no somos nada sin blancura?

En la continua representación cinematográfica y televisiva de la adopción y los adoptados, los adoptados siempre se enfrentan entre sí. Cuando piensas en algunas de tus películas o personajes favoritos que son adoptados, ¿quiénes son? ¿Son Loki, Frodo Baggins, Black Widow, Batman, The Joker, Lord Voldemort? La paradoja de la fascinación y la indiferencia de la sociedad por los huérfanos es destructiva, la demanda de adoptados (y por lo tanto, adopción) es binaria y obliga a los adoptados a satisfacer el doble deseo de salvar a los adoptados / huérfanos y maldecir a un adoptado / huérfano. Se fantasea con la pérdida de la conexión biológica y la pérdida de identidad para crear una historia más contextualizada. La necesidad de la adopción para contribuir al trauma y la fantasía para la formación del carácter es muy buscada. Se trata de la doble deshumanización de los adoptados a través del cine y la televisión.

El peligro de las historias de fondo artificiales y débiles es que encajona a los adoptados y huérfanos en formas estrechas y agrava el estigma y las expectativas que rodean nuestra existencia. Este papel forzado de villano o héroe no proporciona una experiencia realista de incorporar cohesivamente una furia montañosa, un dolor abrumador, una alegría exudante y un amor. Lo que Hollywood y los medios proyectan de los adoptados / huérfanos "malos" o "buenos" los limita y los despoja de su individualidad, autonomía y humanidad. El adoptado "dañado y roto" o el huérfano "vencedor y héroe" son roles que son inexactos y son una realidad débil que está lejos de la vida matizada que vive un adoptado / huérfano que requiere una carga demasiado pesada para llevar. El cine y la televisión despojan de nuestra humanidad y los adoptados no tienen el privilegio de existir como nosotros mismos. Somos solo para el consumo y el espacio limitado que se nos proporciona en los tropos binarios romantiza nuestro trauma, limita nuestras capacidades y nos disminuye para adaptarnos al paladar de un consumidor. Nunca nos pertenecemos a nosotros mismos. Si no podemos apropiarnos de nuestras propias historias y vidas, ¿podemos siquiera ser completamente humanos? 

En mi experiencia, la forma más grande de deshumanización ocurre para un adoptado dentro de la iglesia. Al crecer en un ambiente completamente blanco y muy involucrado en una iglesia blanca que predicaba el cristianismo blanco, tuve que sobrevivir en un ecosistema de blancura que exigía gratitud a los buenos cristianos blancos que me salvaron de la gran, mala, pagana y comunista China. Me encontraría, más de una vez, siendo exhibido como una muestra de bondad cristiana y blanca. De cómo "el Señor obra de manera milagrosa" y me dio la "oportunidad y el privilegio de ser adoptado por una familia cristiana en un país cristiano donde aprendí acerca de Cristo". Lo que eso me dijo alto y claro fue que China era irredimible a menos que estuviera bajo el poder de la iglesia cristiana blanca o mediante la adopción de los blancos. En otras palabras, no poseía un potencial inherente y rasgos positivos sin que el hombre blanco me liberara y me brindara acceso al éxito bajo la guía del cristianismo blanco. 

La deshumanización continuó, ya que en mis primeros años durante las conferencias me llevaban frente a una congregación o me llevaban al escenario junto a mis padres adoptivos, y ellos discutían cómo la adopción era un hermoso regalo que tocaba sus vidas. Otras veces, los líderes juveniles discutían abiertamente cómo mi adopción es una metáfora de cómo los cristianos son "adoptados" en la familia de Cristo. Y cómo mi adopción me dio un nuevo padre: ¡tenemos un nuevo padre a través de Jesús! Diferentes variaciones y versiones de estos escenarios han plagado mi juventud y han trivializado aún más mi existencia en una metáfora de la que otros podrían beneficiarse. Nadie se preguntó ni una sola vez si la adopción era un regalo para mí, si ser llevado de mi tierra natal tocó mi vida de una manera hermosa o no, o si ser desarraigado dos veces antes de los tres años con un grupo de extraños blancos me benefició o podría reemplazar. un sentido de familia para mí.

Que te cuenten tu historia a través de una lente blanca como una persona de color que protege al hombre blanco mientras disminuye tu autonomía y las complejidades multifacéticas de tu existencia, es uno de los agravios más deshumanizantes que pueden ocurrir. La adopción a través de los principales medios de comunicación y la iglesia me dio poco espacio para sentirme humano, pero en cambio hizo que cada espacio se sintiera como un anuncio en el que otros podrían proyectar su valor, para su propio beneficio. Los ganadores tienen el privilegio de escribir historia o hablar sobre ella en el escenario. Los perdedores, los que no tienen la misma oportunidad de contar su propia historia, los que se compran… se deshumanizan. 

Artículos más populares de Kayla: Descolonizando a Moisés Y Consecuencias de Atlanta

Implicaciones de la expansión de la política de un solo hijo en China

por Hannah, adoptado de China a Canadá.

Provincia de Guizhou: "¡Los seres humanos solo tenemos una tierra, debemos controlar el crecimiento de la población!" (Siglo de Adam)

Nacido en China

Nací en China. Eso es todo, la historia del fin del origen. Eso es todo lo que sé. Probablemente nací en la provincia de Jiangsu, pero ni siquiera eso es seguro. El registro más antiguo conocido de mi existencia es un examen médico cuando se estimó que tenía 20 días. Muchos de mis amigos saben dónde nacieron, qué hospital, qué día, algunos incluso saben el tiempo hasta el segundo, así como cuánto tiempo tomó. No sé nada de eso. Saben quién estaba presente en el momento de su nacimiento, qué miembros de la familia conocieron primero. No sé nada de eso. Mi fecha de nacimiento legal se calcula desde el momento en que me encontraron, no tengo un registro de nacimiento original. Los funcionarios del orfanato me dieron mi nombre. No sé cuál era mi nombre o si mis padres biológicos se habían molestado siquiera en darme un nombre. El registro de dónde me encontraron y cuándo me perdí u olvidé. Mi madre (adoptiva) escribió en un álbum de recortes en qué condado le dijeron que me encontraron. No hay registros de ello, no tengo ningún certificado de abandono como algunos adoptados chinos y no tengo ningún anuncio de hallazgo registrado. Para muchos propósitos, mi vida comenzó cuando fui adoptado por una pareja canadiense blanca cuando tenía menos de un año. Soy uno de los miles de niños chinos adoptados por extranjeros después de que China abrió sus puertas a la adopción internacional en 1991.

Como la mayoría de los adoptados chinos, fui adoptado bajo la sombra de la Política de un solo hijo, introducida por primera vez en 1979. La Política de un hijo (el nombre no oficial de la política de restricción de nacimientos) dictaba que las parejas solo podían tener un hijo. Hubo excepciones para las familias rurales y las minorías étnicas, pero la política se implementó y se hizo cumplir de manera desigual en todo el país, con diferentes niveles de violencia. La preferencia cultural por los hijos varones está bien publicitada y se cree que es la razón por la que la mayoría de las adopciones chinas en virtud de la Política de un solo hijo fueron niñas. Es ampliamente conocido y aceptado entre la comunidad de adoptados chinos, la mayoría de nosotros que nacimos mujeres, que nos abandonaron (o nos robaron) debido a nuestro sexo al nacer.

Cambios en las restricciones de nacimiento de China

El 31 de mayo de 2021, revisé las noticias y vi un Artículo de CBC que dijo que China había aliviado sus restricciones de nacimiento y ahora permitiría a las parejas tener hasta tres hijos, en lugar de los dos anteriores, que se implementó en 2016. Recuerdo haber leído un artículo de noticias similar en 2015 cuando se anunció que China estaba relajando el Política de un niño por primera vez en décadas para permitir dos niños por pareja. En ese momento, no pensé mucho en eso, estaba feliz de que las restricciones se aflojaran y triste porque todavía estaban controlando los derechos reproductivos. Y sin embargo, esta mañana al ver la noticia, me sentí mucho más fuerte. Quizás sea porque durante la pandemia, hice un esfuerzo por conectarme con la comunidad de adoptados, uniéndome a grupos de Facebook en línea, dirigidos por adoptados para adoptados. Empecé a intentar (re) aprender mandarín, que había olvidado hacía mucho tiempo, a pesar de que me pusieron en lecciones de mandarín cuando era pequeña. Tal vez sea por la atención puesta en el racismo anti-negro y anti-asiático debido a los múltiples asesinatos policiales de alto perfil de personas negras, el aumento de los crímenes de odio asiáticos debido a la retórica racista sobre el origen de la pandemia, eso me ha obligado para examinar más de cerca mi propia identidad racial y cultural como una adoptada canadiense, transracial, china e internacional. Pero quizás sobre todo, es porque tengo dos hermanas, también adoptadas de China, algo que no estaba permitido en China para la mayoría de las familias hasta ahora.  

Emociones mezcladas

Por muchas razones, leer el artículo de noticias sobre la nueva política relajada de China me produjo muchos más sentimientos encontrados. Una vez más, la alegría por una política relajada y la tristeza y la decepción por la vigilancia continua de los cuerpos y los derechos reproductivos de las mujeres. Pero esta vez, vino con otro sentimiento: ira. Estoy enojado. Se siente como una bofetada para todos los adoptados chinos y sus familias biológicas que fueron separados (a la fuerza) bajo la Política de un solo hijo. Se siente como si fuera en vano, incluso más que antes. ¿Cuál fue el punto de que mis padres biológicos me renunciaran (si eso es lo que sucedió) si simplemente iban a cambiar la política más tarde? ¿Cuál fue el sentido de crear la política cuando la tasa de natalidad ya estaba cayendo, como lo hace cuando las mujeres tienen mayor acceso a la educación, carreras y anticonceptivos, y ahora quieren volver a aumentar la tasa de natalidad? ¿Cuál fue el punto de despojarme de mi nombre, mi cumpleaños, mi cultura, cuando la fuerza impulsora detrás de mi abandono ha sido (semi-) revertida? Si a las parejas chinas se les permite ahora tener tres hijos (el mismo número que mis hermanas y yo), ¿cuál fue el objetivo de la política que llevó a miles de niños, en su mayoría niñas, a ser abandonados, abortados y traficados?

Emociones mixtas por KwangHo Shin

Ahora la política ha cambiado y ¿y qué? Sigo siendo un adoptado chino, vivo a miles de kilómetros de mi país de nacimiento, sin una manera fácil de conectarme con parientes consanguíneos vivos, a menos que quiera intentar una búsqueda. Sigo siendo un adoptado chino que no sabe mi nombre de nacimiento, fecha de nacimiento o lugar de nacimiento. Los adoptados surcoreanos lucharon y presionaron con éxito al gobierno surcoreano para obtener reconocimiento y reparaciones (limitadas). Se les ha dado una forma de recuperar su ciudadanía surcoreana y ahora son elegibles para solicitar la visa F-4 (herencia coreana). Durante la pandemia, el gobierno de Corea del Sur envió máscaras faciales gratuitas para los adoptados coreanos. China no reconoce la doble ciudadanía ni proporciona a los adoptados una visa especial que les permita regresar más fácilmente a su país de nacimiento. China no reconoce a los adoptados internacionales o cómo los miles de niños que fueron adoptados internacionalmente fueron consecuencias directas de la Política de un solo hijo. La política se ha relajado y ahora las parejas chinas pueden tener hasta tres hijos, como mi familia en Canadá. La política que probablemente impulsó mi adopción se ha relajado y, sin embargo, nada ha cambiado para mí, y el gobierno chino sigue adelante.

¿Y si es

No me gusta pensar en qué pasaría si y qué podría ser. No me gusta imaginar cómo podría haber sido mi vida si nunca me abandonaran (o me robaran), si nunca fui adoptado, si fui adoptado por una pareja china en su lugar, etc. Pero este reciente anuncio me ha obligado a pensar en el qué pasaría si. Específicamente, "¿Qué pasaría si mi familia biológica hubiera podido retenerme porque no estaban restringidos por la Política de un solo hijo?" Estoy feliz y satisfecho con mi vida actual. A pesar de los contratiempos ocasionales, las microagresiones racistas y las luchas de identidad, no cambiaría nada. Eso no significa que no pueda y no quiera lamentar la vida que me quitaron debido a la Política de un solo hijo. Lamento no saber cómo me llamaron mis padres biológicos (si es que lo supieron). Lamento no saber la fecha, la hora y el lugar donde nací. Lamento no saber, y puede que nunca lo sepa, si me parezco a alguno de mis parientes biológicos. Lamento que probablemente nunca conoceré la historia completa detrás de mi adopción. Lamento que, como canadiense, nunca me sentiré completamente cómodo en China y que, como un adoptado chino, nunca seré visto como completamente canadiense. Y estoy enojado porque el gobierno chino puede cambiar la Política de un solo hijo y seguir adelante, mientras que miles de personas y yo cargaremos con las consecuencias por el resto de nuestras vidas.

Las adopciones de Finlandia son similares a las de Holanda.

por Sabina Söderlund-Myllyharju, adoptado de Taiwán a Finlandia.
Traducción de Fiona Chow. Publicación original aquí en sueco.

Recientemente, mi suministro de noticias de Facebook se ha inundado de importantes noticias de lugares como los Países Bajos, Suiza y Suecia. Los Países Bajos han suspendido todas las adopciones del extranjero después de que una investigación reveló abusos sistemáticos y adopciones ilegales. Se ha iniciado una investigación similar en Suiza. En Suecia, los adoptados adultos de Chile, junto con los de otras naciones, están luchando para que se implemente una investigación a nivel nacional lo antes posible. 

Esta acumulación de vapor en el mundo de la adopción comenzó a despertar sentimientos dentro de mí. Durante mucho tiempo, he estado observando una fuerte oposición contra la adopción de adultos adoptados en los círculos internacionales en los que estoy involucrado en las redes sociales. ¿Pero detener por completo todas las adopciones? Eso me sonó extraño. Hace muchos años pensé lo mismo, pero desde entonces me he dado cuenta de que ese pensamiento es un poco demasiado radical. Al menos, no mientras haya niños sin padres.

La otra noche, escuché una discusión en la que un padre adoptivo sueco se paró abiertamente en la brecha por los niños adoptados ilegalmente que ahora están exigiendo que Suecia se responsabilice. Ella los apoyó de todo corazón, a pesar de que es probable que su compromiso traiga consecuencias negativas en su propia vida. Me reconfortó que ella, como madre adoptiva, esté dispuesta a hacer todo lo que esté a su alcance para que sus propios hijos en el futuro no tengan que cuestionar el sistema de adopción de la misma manera que los niños robados de hoy.

Mi propia adopción no salió como debería, y esto ha sido la fuente de una miríada de emociones diferentes dentro de mí. Estos han ido desde la tristeza de no haber crecido con mi familia biológica, hasta el enojo real por un sistema lleno de deficiencias. ¿Cómo es posible que me transportaran de un continente a otro con la ayuda de papeles falsificados? Que los delincuentes hayan sido juzgados y castigados es por supuesto justo y correcto, pero ¿por qué nunca hubo ningún intento de reunirme a mí y a docenas de otros niños con sus familias originales?

Al mismo tiempo, he experimentado grandes sentimientos de culpa por tan solo pensar de esta manera, ya que he tenido una buena vida aquí en Finlandia. ¿Quién soy yo realmente para quejarme? De hecho, no se trata de no estar agradecido. Estoy realmente agradecido por muchas cosas, entre las que se incluyen mis tres hijos que están creciendo en un país fantástico como Finlandia. Sin embargo, ¿estoy agradecido por haberme separado de mi madre biológica? ¿Es posible que deje de preguntarme por qué mis documentos de identificación fueron falsificados en el momento de la adopción? ¿Me vendieron? ¿Es esto lo que realmente quería mi madre biológica?

Han pasado muchos años desde mi propia adopción y en ese momento, los arreglos se hicieron en forma privada, sin la ayuda de una agencia de adopción, ni la protección que dicha agencia habría brindado. Me complace que las adopciones de Finlandia de hoy estén reguladas de una manera totalmente diferente, de modo que podamos estar seguros de que las cosas se hacen de manera legal y correcta cuando colocamos a los niños en una adopción internacional. Así son las cosas, ¿no? Seguramente nuestro enfoque está en lo que es mejor para el niño, tal como lo exige la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño (CDN). ¿Seguramente optamos por actuar sin demora cuando surja una actividad sospechosa en el campo de la adopción?

Mi esperanza es que los adoptados, los padres adoptivos y los adoptantes puedan estar seguros de que todos aquellos que trabajan con la adopción en Finlandia son, con buena conciencia, capaces de decir que todo está funcionando como debería. Espero sinceramente que las agencias de adopción como Interpedia, Save the Children y la ciudad de Helsinki hayan estado en silencio durante tanto tiempo porque no tienen absolutamente nada que ocultar. 

Al mismo tiempo, difícilmente puedo ser la única persona que piense que una investigación estatal independiente está muy atrasada, incluso en un país como Finlandia.  

La verdad sobre la adopción internacional

La primera parte de este artículo está escrita por Jessica Davis, madre adoptiva en los Estados Unidos que adoptó de Uganda. Ella escribió recientemente y quería compartir mis pensamientos en respuesta a los suyos.

Namata

por Jessica Davis

Una madre sin opciones disponibles en realidad no tiene otra opción cuando se trata de dejar que su hija siga un "programa educativo”.

Su hijo recibe "adoptado”Mientras que en el programa de educación fue el resultado de la desesperación, la codicia, la ignorancia y la corrupción.

Una agencia de adopción codiciosa que optó por mirar para otro lado en cuanto a cómo los niños ingresaban al sistema para ser adoptados.

Padres adoptivos ignorantes que no entendieron completamente el problema en cuestión antes de intentar "ayuda”.

Un intermediario desesperado que eligió "curva“La verdad y explotar a las familias ugandesas vulnerables para poner comida en la mesa.

Jueces corruptos y otros funcionarios gubernamentales que se preocupaban más por llenarse los bolsillos que por el bienestar de un niño.

La noción equivocada de "Una vida mejor”Llevó a todos los involucrados por un camino que contribuyó a casi borrar la identidad, la cultura y los vínculos de una niña con su familia.

El amor de los padres adoptivos, que no se basaba únicamente en que un niño fuera parte de su familia, los ayudó a ver más allá de las mentiras y a ayudarla a llegar a casa.

La valentía de un niño al hablar permitió que se entendiera la verdad.

Continuar permitiendo que los niños con familias sean adoptados innecesariamente y sometidos a una vida de trauma y pérdida como resultado de estar separados de todo y de todos los que han conocido y amado, de su identidad dentro de esa unidad familiar es inhumano.

Cada vez que visito a Namata y su familia, estas son las cosas que pasan por mi mente.

Todo eso estaba CASI perdido y borrado.

4 de cada 5 niños que viven en instituciones en todo el mundo tienen familias con las que podrían regresar a casa.

Ignorar esta crisis de separación familiar solo garantizará que 4 de cada 5 niños como Namata sean adoptados y separados innecesariamente de sus familias.

Sometido a una vida de trauma y pérdida SIN NECESIDAD.

Si la adopción se trata del bienestar del niño, ¿por qué solo nos preocupamos por su bienestar en la medida en que terminen en una nueva familia?

Los adoptados tienen 4 veces más probabilidades de intentar quitarse la vida, entonces, ¿a quién se le da prioridad al bienestar cuando ignoramos la verdad a sabiendas y continuamos con la adopción internacional como es hoy?

Conocer mejor. Hacerlo mejor.

Jessica Davis

La respuesta de Lynelle a Jessica:

Como adoptada internacional separada para siempre de mi familia, estas fotos me hacen llorar. Anoche soñé con mi padre biológico, fue la primera vez que estuvo presente en mis sueños. Normalmente es mi madre. ¡Ver a su hija rodeada de personas que la reflejan, son su clan y tener su lugar de pertenencia es tan hermoso! ¡Sé cuánta angustia, pérdida tácita y dolor, extravío y añoranza has evitado por ella!

Tu dolor todos los días es el dolor con el que habría vivido toda su vida si hubiera permanecido adoptada.

Lynelle Long

¡Gracias por ser una madre que ha hecho lo que más le conviene! ¡Qué regalo le diste para detener ese dolor innecesario! Lamento que sienta el suyo y es la primera vez que realmente comprendo lo doloroso que debe ser para usted y el resto de su familia.

Ojalá otros padres adoptivos pudieran entender esto. IEs tu dolor o el nuestro que existe con la adopción internacional, pero muchos optan por salvarse del dolor, en lugar del niño. ¡Eres uno de los pocos que conozco que eligió aceptarlo por ti mismo y hacer lo correcto y ético!

¡Es hermosa y merece estar donde pertenece!

Compartido con el permiso de Serena & Namata.

Las etiquetas Anti-Pro Adoption

Me molesta mucho menos hoy en día que la gente sienta la necesidad de juzgar dónde estamos yo o ICAV en las discusiones de adopción como si fueran solo “anti” o “pro”, ¡como si la adopción pudiera clasificarse en algún espectro de adopción lineal!

Sí, me gusta, y animo a mis compañeros, a llamar y hablar abiertamente sobre las complejidades y pedir el fin de las prácticas poco éticas, el tráfico, la deportación, el realojamiento, el abuso ... pero la realidad es, generalmente, cuando los adoptados hablan sobre estos temas desde estos ángulos, ¡podemos etiquetarnos y cerrarnos fácilmente!

Personalmente, creo que hay muchos matices en el ámbito de la adopción. Como si yo apoyara la adopción simple en teoría sobre la adopción plenaria, ¿eso me hace “anti” o “pro”? Si prefiero el cuidado y la tutela por familiares a cualquiera de ellos, ¿soy "anti" o "pro"? Si prefiero que los niños se mantengan en su país de nacimiento, ¿soy "anti" o "pro"? Si prefiero que los niños se queden dentro de su familia o comunidad nuclear y extendida, ¿soy "anti" o "pro"? Si quiero priorizar la seguridad de un niño, ¿soy "anti" o "pro"? Si quiero que una madre conserve una opción, ¿soy "anti" o "pro?"

¿No es un poco simplista superponer un espectro lineal tan estrecho en nuestras opiniones para un tema tan complejo? ¿Y qué sucede cuando consideramos la adopción nacional con la adopción internacional? ¿O adopción doméstica transracial con adopción internacional transracial? Las discusiones siempre serán tan complejas con tantas diferencias pero también, ¡tantas similitudes!

Al final del día, la adopción transracial, la adopción local, la adopción internacional, el cuidado de crianza, la tutela, el cuidado por familiares son todas opciones para situaciones complicadas en el bienestar infantil. ¿Qué debemos hacer con los niños que son vulnerables y necesitan atención? ¿Cómo podemos asegurarnos de que tengan estabilidad a largo plazo dentro de estructuras amorosas y de apoyo para su viaje de por vida? Las respuestas a estas preguntas nos llevan mucho más allá de una simple discusión “anti” y “pro”. Simplificar estas discusiones a ese tipo de enfoque realmente no nos lleva a ningún lado excepto a dividirnos.

Cuando simplificamos en exceso situaciones complejas, embrutecemos el alcance de la mente y limita las posibles soluciones.

Al considerar la adopción internacional, apoyo la seguridad del niño y el respeto por las familias, las etnias y las culturas. Esto siempre debe ser lo primero y más importante en nuestras prioridades al considerar soluciones para el niño. No soy anti o pro - Me refiero a fomentar una discusión abierta y saludable sobre temas complejos que no tienen UNA solución única para todos., pero debe discutirse caso por caso. ¡Me encantaría que los gobiernos pudieran poner más dinero y concentrarse en ayudar a mantener unidas a las familias siempre que sea posible! También reconozco que no todas las familias optaron por permanecer juntas y que las mujeres deberían tener opciones. Mi punto es que no podemos superponer UNA solución a todo un espectro de situaciones complejas. Todos y cada uno de los niños con sus padres y familiares necesitan que su situación sea considerada por sus propios méritos. Y no olvidemos que debemos reconocer que es posible que las soluciones deban cambiar con el tiempo.

El mayor impacto que crea la adopción plenaria es que es una solución permanente para lo que a menudo es una crisis temporal o de corto plazo. Para algunos, es de esperar que permanecer juntos sea la preferencia y los gobiernos deben ofrecer suficientes apoyos sociales para que esto sea posible. Para otros, si insisten en no ser padres de sus hijos ni que los parientes asuman la tutela, espero que podamos pasar a un modelo mejor, como la adopción simple, que garantice que la identidad original permanezca intacta y la conexión con los parientes se conserve legalmente. Me disgusta mucho la forma en que la adopción plenaria se ha acumulado inadvertidamente en más trauma del que se supone que debe ayudar. Las personas son humanas, cambiamos con el tiempo. ¿Por qué seguimos colocando cambios legales permanentes en la vida de los niños como soluciones difíciles de cambiar cuando, de hecho, tal vez una mejor manera sería tener en cuenta que las situaciones y las personas cambian y permitir soluciones más flexibles?

Usar etiquetas lineales simplistas como "anti" y "pro" para discutir la adopción internacional puede ser contraproducente. ¿Cuánto echamos de menos cuando nos limitamos a discusiones tan lineales?

¿Puede la adopción internacional ser ética? ¿Hace bien?

En esta nueva serie de 3 partes, Leigh Matthews en el Podcast de DoGooder (también cofundador de Repensar los orfanatos), discute conmigo el por qué y el cómo de si la adopción internacional es buena y puede ser ética.

Personalmente, encontré que esta entrevista es la más profunda que he hecho sobre este tema. No podía adelantarme a las preguntas y, al final, estaba un poco conmocionado y nervioso cuando me di cuenta de que parte del contenido del que había hablado no era tan coherente como me hubiera gustado porque nadie me había preguntado nunca. preguntas tan intensivas antes. Después de todos estos años hablando, generalmente he refinado la forma en que describo y respondo preguntas porque al hablar repetidamente sobre el tema, me vuelvo más conciso con el tiempo. Esta vez, sin embargo, mi pensamiento / habla es crudo para una buena parte y Leigh hizo un trabajo fantástico al desconcertarme. Tiene una forma natural de entender este tema dado que el turismo en orfanatos está tan estrechamente relacionado.

No puedo esperar a escuchar a las próximas dos mujeres de esta serie: Jessica Davis, madre adoptiva estadounidense que devolvió a su hijo adoptivo a su familia en Uganda después de descubrir que no había sido una verdadera huérfana ni había renunciado con una comprensión clara de nuestra ley occidental. concepto de adopción. Jessica ha fundado una organización Kugatta para ayudar a otras familias adoptivas que se encuentran en situaciones como la de ella. Luego Laura Martínez-Mora, abogada y Secretaria de la Oficina Permanente de La Haya equipo, responsable de la cartera de adopción internacional que aporta su perspectiva profesional.

Nuestras opiniones juntas sobre este tema ayudarán a desarrollar una conversación en profundidad muy necesaria sobre cómo ocurre la adopción internacional en la actualidad, si hace más daño que bien y si puede ser ético.

Puedes escuchar aquí.

¡Muchas gracias a Leigh Matthews por el privilegio de participar en su podcast!

No es una atracción turística

¿Te imaginas si un extraño entrara a tu casa y comenzara a tomarse selfies con tu hijo, le diera regalos, lo abrazara y besara y luego se fuera? Al día siguiente, un nuevo extraño entró en su casa e hizo exactamente lo mismo.

Esta es una realidad para la mayoría de los niños que viven en orfanatos en todo el mundo. No lo pensamos dos veces cuando vemos que la gente publica este tipo de imágenes, de hecho, a menudo nos elogiamos unos a otros cuando participamos en tales actividades. Desde que tengo memoria, visitar orfanatos, posar con “huérfanos”, amar y darles regalos ha sido visto como algo bueno y aceptable, ¡pero creo que es hora de reevaluar! De hecho, hace mucho tiempo que deberíamos habernos dado cuenta de lo descuidados que a veces podemos ser con la seguridad y el bienestar de estos niños.

¿Cómo es que cuando se trata de nuestros propios hijos vemos las cosas de manera tan diferente? Cuando se trata de nuestro propio hijo, nadie necesita decirnos los efectos negativos que tales situaciones podrían provocar, pero cuando no es nuestro hijo, sino un niño en un orfanato, los despojamos tan fácilmente de su individualidad y valor. Los instintos paternos que mantienen a nuestros hijos fuera de peligro deben extenderse a todos los niños, no solo a los de nuestro hogar. Debemos trabajar para proteger a TODOS los niños por igual. 

Si bien ciertamente hay mucho que entender sobre por qué existe esta discrepancia en el valor, de eso no se trata esta publicación.

Lo que me gustaría discutir es por qué el voluntariado en orfanatos puede ser problemático y, a veces, causar daño. 

  1. La mayoría de los niños en los orfanatos no son huérfanos. En el pasado, la donación y el voluntariado en orfanatos se consideraba algo bueno y noble, pero con el entendimiento de que 4 de cada 5 niños que viven en esas instituciones no son huérfanos, es nuestra responsabilidad asegurarnos de que no contribuimos al problema. El acto de visitar y ser voluntario en orfanatos se ha vuelto cada vez más popular a lo largo de los años y, como resultado, ha habido un aumento directo en el número de orfanatos en todo el mundo. El deseo de donaciones puede incitar a los orfanatos a buscar niños para llenar sus muros, aprovechando a las familias vulnerables que están desesperadas por recibir ayuda. Como resultado, los niños son separados de familias en las que se podría haber invertido para mantenerse juntos (lo que realmente es lo mejor para el niño). Debido a esto, los niños a menudo son retenidos dentro de estas instituciones para incurrir en donaciones continuas de voluntarios y organizaciones religiosas que han desarrollado una relación personal con ese orfanato en particular. 
  2. No existe un buen orfanato. Si bien no estoy diciendo que no haya orfanatos administrados por buenas personas que hacen todo lo posible para brindar un entorno seguro y acogedor, la institucionalización de los niños nunca se ha considerado "buena" para ellos. Los niños no prosperan en el cuidado institucional, incluso en las mejores condiciones. La tasa de abuso físico, emocional y sexual dentro de los orfanatos es alta. Si sabemos que nuestras contribuciones a los orfanatos pueden promover potencialmente la creación de huérfanos y también sabemos lo dañino que es el cuidado institucional para un niño, entonces ¿por qué en el mundo consideraríamos contribuir a un sistema que está institucionalizando innecesariamente a los niños 4 de cada 5 veces? Al igual que para nuestros propios hijos, es mejor que todos los niños se queden con sus familias biológicas siempre que sea posible. Sería mejor apoyar programas que se centren en mantener unidas a las familias o reintegrar a los niños a sus familias en lugar de poner ese dinero en sistemas que separan a las familias.
  3. Solo voluntarios y profesionales debidamente examinados y capacitados deben trabajar con niños en instituciones de cuidado. Permitir que grupos de voluntarios capacitados y seleccionados de manera inadecuada tengan acceso a niños vulnerables en orfanatos promueve un entorno inseguro para los niños. 
  4. Cuando los voluntarios visitan los orfanatos, incluso por un corto período de tiempo, crean un vínculo que se romperá una vez que el voluntario se vaya a casa. Los niños que se encuentran en la lamentable posición de ser colocados en un orfanato han estado expuestos a traumas. Primero, está el trauma que provocó la necesidad de asistencia. Esto podría ser cualquier cosa, desde abuso, negligencia, muerte en la familia, pobreza, salud mental de un padre, pérdida de un trabajo, corrupción o una multitud de otras razones. En segundo lugar, está el profundo trauma de estar separados de todo y de todos con los que están familiarizados. Perder ese vínculo y la conexión diaria con los miembros de su familia es extremadamente traumatizante. La mayoría de las veces, los orfanatos se convierten en una puerta giratoria de personas que entran, se unen a los niños y luego se van, exponiendo así a los niños al trauma del abandono una y otra vez. 
  5. Las visitas, el voluntariado y las donaciones a orfanatos crean un mercado de oferta y demanda que puede conducir a la trata de niños. En muchos países en desarrollo donde la infraestructura gubernamental es débil, a menudo existe una falta de supervisión adecuada dentro de los orfanatos. Por lo tanto, es casi imposible garantizar que la mayoría de estos orfanatos se gestionen de forma legal y ética. En muchos países donde el crecimiento de los orfanatos se ha disparado en los últimos años, se ha convertido en un problema abrumador que abordar. Con más de 500 orfanatos sin licencia solo en Uganda, es casi imposible donar adecuadamente o ser voluntario dentro de estas instituciones mientras se garantiza que las cosas se manejen de manera ética y que los niños no sean explotados para recibir ingresos de las donaciones.

Si bien no estoy diciendo que no haya absolutamente ninguna manera de ser voluntario de manera segura y ética en un orfanato, creo que es importante ser humildes y asegurarnos de que en nuestro intento de "hacer el bien" no hayamos participado de alguna manera en un sistema que pueda estar explotando a los niños. Puede ser fácil convencernos de que si nuestras intenciones son buenas, los resultados de nuestras acciones son intrascendentes. Las buenas intenciones son inútiles si causan daño. Durante muchos años, inconscientemente, subestimé la vida de los niños en instituciones de cuidado institucional, todo en nombre de la buena voluntad. Me avergüenza mi falta de juicio e ignorancia. Pero reconocer y admitir dónde me equivoqué es parte de convertirme en el cambio que quiero ver en este mundo.

Que todos lo hagamos mejor y seamos mejores para estos niños y sus familias.

Sobre Jessica Davis

Leyes de adopción - SI

Hubo una publicación interesante en un grupo de Facebook de familias adoptivas durante el Mes Nacional de Concientización sobre la Adopción que no había visto antes. Me inspiró para compartir, desde la perspectiva de los adoptados internacionales, lo que cambiaría si pudiéramos.

La pregunta era: "Si tuvieras el poder de cambiar las leyes de adopción, ¿qué cambiarías?" Como se puede imaginar en un foro de padres adoptivos, muchas de las respuestas se centraron en los padres adoptivos y potenciales. Compartí algunos de mis pensamientos iniciales, que como era de esperar, en ese grupo, no fueron muy populares. Entonces, compartamos mis pensamientos aquí, ya que esencialmente este es el quid de lo que ICAV intenta hacer: hablamos para ayudar a los legisladores e implementadores a pensar sobre lo que sus procesos y prácticas le hacen al niño, a los adoptados para quienes está destinado. Algunas de las respuestas de los miembros del ICAV están incorporadas, ya que tuvimos una discusión bastante activa en nuestro grupo de Facebook para adultos adoptados internacionales.

Si pudiera cambiar las leyes de adopción como un adoptado internacional, sin ningún orden en particular, lo haría:

  • hacer que sea ilegal el tráfico de niños a través de la adopción internacional y garantizar un camino legal para la justicia reparadora y restaurativa, como permitirnos regresar a nuestra patria y / o familia original, si lo deseamos y cuando lo deseamos;
  • hacer que sea ilegal reubicarnos o devolvernos;
  • hacer que sea ilegal cambiar o falsificar nuestra identidad original, lo que incluye pruebas de ADN a los padres que renuncian para confirmar su parentesco con nosotros;
  • que sea ilegal abusar de nosotros;
  • crear una vía legal para procesar a la agencia por no evaluar psicológicamente a nuestros padres de manera adecuada para garantizar que no se produzcan más daños a través del entorno familiar adoptivo;
  • convertir en un requisito legal que todos los actores que participan en la facilitación de la adopción brinden apoyos posteriores a la adopción de por vida que sean gratuitos, equitativos e integrales, que surjan de un modelo informado sobre el trauma. Es necesario detallar lo que abarca la posadopción, por ejemplo, servicios completos de búsqueda y reunión, traducción de documentos, cursos de idiomas, actividades culturales, asesoramiento psicológico, servicios de regreso a la patria, acceso abierto a nuestros documentos de identidad, etc.
  • hacer que sea ilegal engañar a los padres biológicos, para asegurarse de que comprendan completamente lo que significa la renuncia y la adopción;
  • declarar ilegal la adopción de un niño hasta que se demuestre más allá de toda duda que ninguna familia inmediata, pariente o comunidad local puede mantener y criar al niño; esto debe incluir prueba de que se ha ofrecido la provisión de una variedad de ayudas económicas y de bienestar social;
  • crear una vía legal para que los orfanatos, agencias, abogados y jueces sean procesados por familias biológicas a quienes se les impide el acceso a sus hijos, especialmente en situaciones en las que cambian de opinión;
  • crear un camino legal para enjuiciar a los países que no otorgan la ciudadanía o deportan a los adoptados internacionales; esto incluye sacar a estos países que aceptan o envían deportados de cualquier convención internacional;
  • ilegalizar la separación de gemelos;
  • centralizar la adopción, devolver la plena responsabilidad de la adopción al Estado y eliminar el modelo privatizado de agencias de adopción internacional para eliminar el conflicto de intereses y la transferencia de culpa;
  • eliminar dinero y tarifas;
  • ilegalizar que los abogados privados faciliten las adopciones internacionales;
  • Hacer que las adopciones de expatriados pasen por el mismo proceso que las adopciones internacionales en el país adoptante en lugar de poder eludir los requisitos más estrictos.
  • ilegalizar todas las adopciones plenarias;
  • legalizar una nueva forma de cuidado a nivel internacional que incorpore los conceptos de adopción simple, cuidado por parentesco, mayordomía, cuidado permanente y modelos de tutela que proporcionen nuestro cuidado pero no a nuestro costo en la identidad y eliminación de la conexión con TODOS los familiares;
  • crear una ley que permita a los adoptados el derecho de rechazar a sus padres adoptivos como adultos si así lo desean;
  • Crear un camino para garantizar la doble ciudadanía para todos los adoptados internacionales que incluya la ciudadanía para nuestra descendencia generacional, si así lo desean.

¡Esta es solo una lista de inicio para pensar en qué leyes deberían crearse o cambiarse para proteger los derechos de los adoptados! Ni siquiera he comenzado a discutir qué leyes serían necesarias desde la perspectiva de nuestra familia original. Sería interesante escuchar su perspectiva. Uno tiene que cuestionar el sesgo actual de las leyes existentes que están sesgadas y protegen principalmente los intereses de los adoptantes en lugar de un equilibrio entre las tres y evitar que los intermediarios se aprovechen de las vulnerabilidades de cada uno de los miembros de la tríada.

Siempre habrá niños vulnerables que necesiten cuidados, pero las leyes de adopción plenaria vigentes en la actualidad son arcaicas y están desactualizadas. Los adoptados sabemos por vivir la experiencia que hay muchas lagunas y trampas en las leyes de adopción plenaria actuales que se utilizan en la adopción internacional en la actualidad.

Español
%%footer%%