Tener una boda hindi

Jess boda.jpeg

Pasé meses planeando mi boda para celebrarla en la mayor cantidad posible de las formas hindúes tradicionales. Hice esto porque estaba tratando de reconectarme con mi identidad india y darle algún sentido a mi vida como adoptado internacional. También quiero darles a mis hijos un sentido estable de pertenencia y espero que puedan sentirse más arraigados a su origen indio que yo al crecer en la sociedad sueca blanca. Me encanta la idea de que mis hijos sean parte de cómo celebramos las tradiciones indias.

Una boda es una gran experiencia en la vida de cada persona y elegí hacerlo a la manera india. Al celebrar mi boda de esta manera, puedo controlar una parte de mi destino como persona adoptada. Como adoptado, siento que perdí la capacidad de ser intrínsecamente indio. Me robaron mi idioma, cultura y tradiciones en el momento en que me fui de la India a Suecia. ¡Ahora sentí que era hora de recuperar la mayor parte posible de mi ser indio! ¡Quería hacer esto por mí, por mis hijos y por las siguientes generaciones!

La adopción ya no me impide ser indio. Para mí, ser india significa enorgullecerme de mi país y cultura y de todo lo hermoso y elegante de las mujeres indias. ¡Las bodas hindúes son famosas por ser increíblemente hermosas!

Estaba desconsolado cuando India me dejó a través de mi adopción a Suecia. ¡De alguna manera, nunca me recuperé y mi alma se rompió en pedazos!

La adopción es un trauma y he vivido mi vida con un duelo que parece no tener fin. No tenía ninguna historia, ningún sueño de ese día, el 13 de febrero de 1982.

El día que dejé mi patria por adopción, es mi día de luto.

Al celebrar y abrazar mi verdadera identidad india, internamente tengo un fuerte deseo de acercarme y encontrar de alguna manera a mi familia india. ¡Me dará tanta paz poder enmendar mi árbol genealógico y conocer a mi verdadera familia que he deseado durante tanto tiempo!

He estado visitando la India con regularidad y, al hacerlo, poco a poco empiezo a reparar parte de la desconexión. La conexión extraordinaria con la tierra y la gente está comenzando a ocurrir. Me da ansiedad saber que no voy a ir a la India todos los años.

¡Pido alguna guía en esta niebla de identidad de mi pueblo y amigos indios! ¿Cómo me lavo esta blancura? ¿Cómo mezclo mis dos mitades: la parte sueca blanca con la parte india marrón? Mi yo interno comienza a crecer y las emociones cómodas están en su lugar que muestran que estoy llegando a un acuerdo con finalmente ser mi verdadero yo.

¡Soy indio! ¡Me encanta usar ropa única que solo usan las mujeres indias de una manera más elegante! Las personas morenas en todos y cada uno de los rincones son divinas y brillan sorprendentemente con su belleza interior y exterior.

Mis hijos son un recuerdo constante de la India que aún vive en mí. El primer capítulo de India acaba de comenzar y la historia de Maharashtra nunca morirá. Cada vez que miro a mis hijos a los ojos, sé que la India no está muy lejos.

Mi boda no fue tanto sobre mi esposo y nuestro amor. Se trataba más de ser indio y, por primera vez, salir del armario ante el mundo y la sociedad para reclamar mi identidad india. Para mí, mi amor por la India se expresa de una manera grandiosa, ¡a través de una gran boda hindú! Tengo derecho a ella por nacimiento y mis hijos también. Tiene una maravillosa cultura de bodas con colores llamativos y brillantes, flores y todo tipo de decoraciones detalladas.

Ha sido un gran sueño mío tener una boda india. Gracias a la ayuda de otros y de mis compatriotas, mi carga de silencio se rompe y termina aquí. No más vergüenza ni culpa por mis orígenes indios.

¡Viva la India! ❤️🎉

Destino....
Español
%%footer%%